Natalia Sanchidrián, la Escritora del Momento

Natalia Sanchidrián es autora best-seller de la Trilogía Volando Alto (Volando Alto, Feliz de Ser Yo y Prueba de Fe) de la Editorial Planeta (editorial con mayor influencia en el mundo de habla hispana), la cual afirma que Natalia es una de las pocas autoras en España que con tan solo un libro en el mercado haya vendido tantos ejemplares en su comienzo.

Por Silvia García

Tras haber vivido sometida por un trauma que le acompañó a lo largo de toda su vida y que desembocó en estrés postraumático, depresión, Bulimia y TDAH (Trastorno por Déficit de Atención), un día decidió tomar las riendas de su vida, pedir ayuda y superarse a mí misma.

A pesar de renunciar a sus estudios a los 16 años, su curiosidad interior hizo que se enfocara en el comportamiento y la mente humana, atendiendo a cientos de seminarios, conferencias y cursos con doctores, científicos y eminencias en este campo, así como en la Liberación Emocional. Pronto decidió formarse como Coach & EFT (Emotional Freedom Technique) Trainer en distintos países, y en España comenzó la carrera de Psicología.

Hoy en día, es la fundadora de Flying High & The Company Code y experta en Técnicas de Liberación Emocional. Sanchidrián ayuda a miles de personas de todo el mundo a través de sus programas, servicios de asesoría, charlas motivadoras, conferencias y distintos eventos, tanto a nivel personal, como corporativo. Desde organizaciones y fundaciones, como la Fundación Ana Bella, la Academia Chanel o la Federación Española de Rugby y su Selección Femenina, hasta asociaciones y empresas como ACEPA, Ibercaja, Empresarias Galicia, Mujeres que Marcan y Universidades de Medicina como la de Burgos u Hospitales como La Princesa de Madrid.

Su éxito ha sido tal, que incluso en la Seguridad Social Española de Sanidad recomiendan y utilizan sus libros, al igual que universidades españolas lo utilizan como material de estudio. No es de extrañar que el Huffington Post cuente con la Sanchidrián como escritora colaboradora en el periódico. Más recientemente ha sido la revista Women’s Health Latinoamérica la que ha contado con la escritora para motivar a sus lectoras.

Natalia Sanchidrián es la nueva voz de la motivación y la superación en España y así lo corroboran miles de personas, entre ellas, profesionales de la salud mental, de la educación y de la información. Además, Sanchidrián es ganadora de numerosos premios como AMOR EN ACCIÓN de la Fundación de supervivientes Ana Bella, por su colaboración frente al maltrato a la mujer.

Natalia, eres autora y experta en Inteligencia Emocional, pero ¿cómo has llegado a ser un referente para miles de personas e incluso para los profesionales de la Salud Mental?

Soy escritora por “casualidad”, ya que escribir diarios desde los nueve años fue una forma de terapia, sin yo ser consciente de ello, y la verdad es que considerando el estrés post traumático crónico que me acompaña desde los 4 años, el TDAH y la Dislexia, mi historia de superación comienza a dar la vuelta al mundo.

Sufrir abusos en la infancia puede hacernos caer en un fondo muy profundo, y, efectivamente, así fue durante años, antes de ingresar en la Unidad de Psiquiatría tras sufrir bulimia. Fue allí donde aprendí que los miedos más grandes pueden mermar nuestras fuerzas y engañarnos de tal manera que lleguemos a pensar que somos pequeños. Pero nada más lejos de la realidad. No sabemos lo fuertes que podemos llegar a ser, hasta que tenemos que serlo.

Todos en esta vida, tenemos una historia de superación en nuestro interior, nadie es más valiente que nadie, lo que ocurre es que algunas personas, aprenden a identificar sus miedos antes que otras y así pueden enfrentarse a ellos.

Yo les ayudo a conectar con esa gran fuerza interior, les sirvo de espejo, LES RECUERDO EL GRAN POTENCIAL QUE LLEVAN DENTRO y así transformar sus vidas.

Hay psicólogos y psiquiatras que no solo recomiendan mis libros, si no que trabajan con ellos, al igual que muchos profesores de la educación, y esto es maravilloso, porque no hay nada que enamore más que el ejemplo de otras personas que han superado situaciones difíciles.

¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

Sentir que mi ejemplo está animando a miles personas a pedir ayuda, ya que este es nuestro gran reto en la vida: “hacer consciente lo inconsciente”, como digo en mi primer libro, VOLANDO ALTO. Y es que, el ser humano no hace consciente lo que no puede abordar y cuando tenemos tanto miedo a enfrentarnos a ciertas situaciones, nuestro mecanismo de defensa es la negación.

Nos resulta muy difícil ser conscientes de nuestros problemas y aceptarnos a nosotros mismos, tal y como somos.

El viaje más importante que puede hacer el ser humano es el del autoconocimiento, y ver cómo poco a poco miles de personas se animan a ello, hace que mi corazón lata más fuerte, ya que ser parte de esto es todo un regalo, y recibir sus miles de mensajes, cada día, compartiendo sus trasformaciones hace que mi trabajo, a veces bastante duro emocionalmente hablando, merezca la pena.

Eres una persona implicada con la sociedad ¿qué te motivó a querer compartir con otros tus experiencias?

Recuerdo una noche que no podía dormir entre las dudas de “publicar mis libros o no” (ya que llevaban escritos más de diez años) pensé: ¿Y si mis libros pueden ayudar a personas que, como yo, siguen perdidas entre sus miedos? Natalia, pensé, tienes que ser valiente, ya que si tan solo pudieras ayudar a una chica, que como yo, haya deseado morir, habrá merecido la pena.

En mi segundo libro “Feliz de ser yo”, (porque Volando Alto es una trilogía formada por Volando Alto, Feliz de Ser Yo y Prueba de Fé), hablo precisamente de esto.

Y es que a veces no encontramos las fuerzas para nosotros mismos, pero el amor hacia otras personas nos da el valor necesario y nos empuja a reaccionar.

Muchos de nuestros problemas actuales vienen de creencias que hemos ido acumulando durante la infancia. Las creencias vienen dadas en gran parte por la sociedad ¿Crees que la sociedad actual nos presiona de tal forma que nunca estamos satisfechos con nosotros mismos? ¿Que tenemos la sensación de nunca estar a la altura?

Creo que la educación juega un papel fundamental, porque la sociedad y el entorno nos condiciona. Nos educan desde la competencia y no desde el amor, en el sentido de que no nos enseñan muchos de los valores importantes, o cómo gestionar nuestras emociones, por ejemplo, a cómo reaccionar ante una frustración. Y no me malinterpretes, ya que superarnos a nosotros mismos es genial, pero “se nos enseña siempre a ganar, sin embargo nadie nos enseña a perder” y a cómo gestionarlo.

Creo, y esta es mi humilde opinión, que hasta que no modifiquemos la educación, enseñando a nuestros hijos a gestionar sus emociones, a tener compasión por los demás, y valores realmente importantes, no creo que podamos experimentar un cambio significativo.

Hablamos de crisis económica, cuando la peor crisis que vivimos es la de la autoestima. Y la autoestima, no depende de nuestras capacidades, sino de nuestro nivel de exigencia. Si tu nivel de exigencia es demasiado elevado, van a dar igual todos nuestros logros, lo bonita que te veas, porque siempre vamos a vernos “peor que alguien” y vamos a querer más. Nuestra autoestima va a estar siempre dañada hasta que no comencemos a trabajarla.

Yo tengo un lema:

CONÓCETE, ACÉPTATE Y SUPÉRATE
Aunque no lo creamos, vamos por la vida cual marionetas manejados por nuestros cambios emocionales. Actuamos de manera incongruente entre lo que decimos, pensamos y hacemos, pero lo más irónico de todo, es que el ser humano es increíble: levanta empresas de la nada, se recupera de enfermedades, divorcios, muertes de seres querido, pero se ve incapaz de dejar de fumar, o perder cinco kilogramos…

Sí, lo sé, totalmente incongruente. Creemos conocernos, pero dudamos de muchos de nuestros comportamientos, sin saber de dónde vienen o cómo dejarlos atrás. Intentamos hacernos los fuertes, pero nos cuesta mirarnos frente al espejo, y aceptarnos tal y como somos.

El comportamiento humano y la mente llega a ser fascinante, pero puede limitarnos a la hora de ser felices. Colaboro con psicólogos, psiquiatras, doctores en medicina, y si algo aprendo con ellos día a día, es cómo nuestras creencias y miedos, formados muchos de estos en la infancia, llegan a limitarnos también a la hora de aceptarnos, e incluso provocarnos rechazo de ser quienes somos.

¿Cómo podemos enseñar a los niños o jóvenes a enfrentarse a momentos difíciles?

Con la educación emocional adecuada y grandes dosis de confianza. Yo soy un ejemplo de ello, en mi infancia y mi juventud, sufrí TDH, bullying e incluso bulimia y anorexia. Y eso no me ha impedido a llegar a ser escritora de una de las editoriales más importantes del mundo. Gracias al autoconocimiento, los niños aprenden a reconocer sus emociones y gracias a la confianza encuentran el valor para enfrentarse ellas.

Para mí son las claves.

Sería interesante que los jóvenes leyesen tus libros ¿No? ¿A partir de qué edad crees que sería recomendable que un niño leyese tu libro?

Creo que a partir de los 12 o 13 años , pueden tener la autonomía suficiente para leerlo por ellos mismos. De hecho, tengo constancia que han mandado mi libro como trabajo en algunos centros educativos.

Para terminar, ¿piensas que parte de nuestros miedos o problemas se deben a que pensamos demasiado en el pasado y el futuro y olvidamos vivir el momento presente?

Si, eso es. Tenemos mucho miedo a dos cosas: a no conseguir lo que queremos y a perder lo que ya tenemos y esto nos hace vivir en una eterna inseguridad. Como decía antes, todos tenemos un pasado y vivimos circunstancias diferentes, pero si de algo puedo hablar, es de cómo el ser humano puede llegar a superarse a sí mismo. De nosotros depende seguir culpando a las circunstancias que nos acontecen, o por el contrario hacer algo al respecto.

Yo lo tengo claro.

Jamás pretendí cambiar al mundo, ni tampoco inspirar a nadie. Mi único propósito es ser feliz, y la experiencia me ha mostrado que no aceptarnos tal y como somos hará que poco a poco nuestra autoestima sufra y que nos alejemos aún más de una vida que puede llegar a ser maravillosa.

Pero no pretendo convencer a nadie, mejor sé tu propio ejemplo y enamórate de él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Portada AV Magazine

Data from Tiempo3.com