El color de los alimentos un gran aliado para perder peso, sin hacer dieta

El color de los alimentos un gran aliado para perder peso, sin hacer dieta

Balancear las comidas conforme los colores de cada alimento, es la llave para obtener todos los nutrientes esenciales, gozar de un peso saludable y prevenir enfermedades

La naturaleza es sabia y pone a nuestro alcance todos los nutrientes que el organismo necesita para funcionar óptimamente a través del consumo de alimentos. Una dieta equilibrada es la llave para ganar salud, combatir el envejecimiento prematuro y prevenir enfermedades degenerativas.

La buena noticia es que mediante el color de los alimentos podemos obtener muchos beneficios y crear combinaciones que aporten de manera especifica todos los nutrientes esenciales que el cuerpo necesita. Los pigmentos no sólo son las sustancias responsables de darle el color a cada alimento, tienen una función protectora que beneficia el estado de salud general.

Con base en esto ha salido a la luz una nueva tendencia: la cromoterapia, que más bien es un movimiento que se basa en contemplar los beneficios nutricionales y medicinales que aporta cada gama de colores, para crear comidas perfectamente balanceadas.

Uno de los principios básicos de la cromoterapia sostiene que para que una alimentación sea adecuada es indispensable tener en cuenta los colores de los alimentos. Lo cierto es que los colores no sólo hacen que los platillos se vean llamativos y más suculentos, el equilibrio entre ellos refleja balance y el aporte en nutrientes que contiene una comida, inclusive a simple vista. El objetivo principal de seguir una alimentación inspirada en la cromoterapia propone cubrir cubrir la gama cromática completa y consumir los 5 colores de forma equilibrada.

Si lo analizamos este estilo de alimentación tiene toda la lógica y más allá de elegir determinadas tonalidades de alimentos para perder peso, promueve realizar pequeños y factibles cambios para aprender a comer mejor y realmente nutrir al organismo. Lo cierto es que este tipo de equilibrio trae consigo mucho bienestar, mejora los niveles de energía del organismo, potencia el rendimiento físico y mental, fortalece al sistema inmunológico, estimula la pérdida de peso y en general es un estilo de vida que se concentra en vivir en armonía, para así prevenir enfermedades.

Sobre los 5 colores que conforman la cromoterapia:

Los colores de cada uno de los alimentos que consumimos día con día, tienen un significado que se relaciona directamente con su composición nutricional y por ende propiedades terapéuticas.

Alimentos blancos

Los alimentos blancos se caracterizan por su pureza y transparencia, se distinguen por ser ricos en potasio y fitoquímicos como la alicina, un poderoso antioxidante que les confiere grandes beneficios curativos. Son considerados un grupo de alimentos que se distinguen por sus propiedades expectorantes, circulatorias y son un grandioso antibiótico natural. Se relacionan con beneficios para reducir los altos niveles de colesterol y azúcar en la sangre, regulan la presión arterial y son altamente recomendados para prevenir el cáncer. Son ligeros y bajos en calorías, es por ello que integrarlos en la dieta es un acierto para perder peso.Sus más destacados representantes son el ajo, la cebolla, la coliflor, los champiñones, el nabo, el puerro, la endibia, la leche, el yogurt, el arroz, el coco y la pera.

Alimentos naranjas y amarillos

Se dice que los alimentos en tonalidades naranjas y amarillas son revitalizadores y estimulantes. Nutricionalmente hablando sus tonalidades reflejan una destacada composición en la que abunda su contenido en beta-carotenos (pro-vitamina A), vitamina C, potasio y ácido fólico. Son reconocidos como potentes antioxidantes que se relacionan con propiedades para combatir a los radicales libres, fortalecen al sistema inmune, previenen enfermedades y son un gran aliado en contra del envejecimiento prematuro. También se relacionan con beneficios para proteger la visión y mantener una piel, cabello y uñas sanos. Se encuentran en alimentos como las zanahorias, la naranja, la toronja, la mandarina, los duraznos, los pimientos, el mango, la piña, la miel, la calabaza, el cúrcuma y la avena.

Alimentos rojos

Los alimentos rojos representan calor y energía, es por ello que se trata de productos de gran personalidad y un alto contenido en antioxidantes, sobre todo en dos fitoquímicos llamados: licopenos y antocianinas. Se relacionan con beneficios para estimular la circulación sanguínea y mejorar la salud cardiovascular, protegen la buena memoria y benefician al sistema urinario, promueven la eliminación de líquidos retenidos. Se caracterizan por alimentos como los pimientos rojos, las fresas, las manzanas rojas, las frambuesas, los tomates, los rábanos, la sandía, la granada y los chiles.

Alimentos verdes

El color verde es el más representativo cuando pensamos en vegetales, se caracterizan por su alto contenido en clorofila, vitaminas, minerales y antioxidantes. Una de sus principales características son sus inmensas propiedades depurativas, son un gran aliado para desintoxicar y también funcionan para depurar el hígado, son un buen aliado del sistema digestivo, es por ello que se relacionan con beneficios para combatir el estreñimiento y perder peso. Se encuentran en vegetales como las espinacas, el brócoli, la lechuga, la col, la alcachofa, los guisantes, el calabacín, los espárragos verdes, el pepino, el kiwi, las uvas verdes, el perejil, la menta, la albahaca, la acelga y los pistaches. También son un extraordinario aliado del sistema inmune, hidratan y mejoran el rendimiento físico y mental.

Alimentos azules-morados

Estos alimentos se caracterizan por ser densos en nutrientes, entre sus principales características se destacan por su maravilloso contenido en antioxidantes y fitoquímicos que se asocian con grandes beneficios medicinales. Entre sus principales bondades se relacionan con propiedades antiinflamatorias, aceleran el metabolismo, tienen efectos diuréticos, protegen la vista y la salud urinaria. Se encuentran en alimentos como las uvas negras, la berenjena, las ciruelas, los arándanos, las moras, la remolacha, los higos y el acai.

A modo de conclusión este estilo de alimentación propone a través de el buen equilibrio, crear comidas completas que nutran y sanen al organismo. Lograr este balance de manera automática reduce significativamente el consumo de alimentos procesados, aumenta la ingesta de alimentos locales y de temporada y las preparaciones caseras, de tal manera que se relaciona con un peso saludable y a largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Portada AV Magazine

Data from Tiempo3.com